Toño “enamora” a La Novia del Atlántico

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Puerto Plata. Toño Rosario celebró sus 30 años de carrera artística como solista, ante un anfiteatro “Juan Lockward” abarrotado por miles de fanáticos que unieron su voz para corear los grandes éxitos de este merenguero.

Apoyado por una novedosa escenografía, que se fortaleció con audiovisuales, luces, sonido y efectos especiales de primera, el cantante brindó una producción de altura, con la que cautivó a sus seguidores durante dos horas y sin tomarse descanso. Cerca de 30 canciones formaron parte del extenso repertorio, acompañado de excelentes músicos y bailarinas. El evento comenzó a las 11:10 de la noche del sábado y finalizó casi a la 1:00 de la madrugada del domingo.

Ataviado con un traje en dos tonos, dorado y plateado, el intérprete salió a escena con su popular “María está guayando” para llenar de euforia el anfiteatro. Siguió con “Vengo acabando“ y de inmediato se hicieron sentir los aplausos y gritos de las casi cuarto mil almas que acudieron al mayor recinto para conciertos de La Novia del Atlántico.

“I love you. ¿Dónde está mi corrillo? Puerto Plata yo quiero un aplauso fuerte para toda mi gente. Soy tu kukito light y galáctico, I love you, everybody”, expresó al público, el cual, al término de cada uno de los temas, se levantaba de sus asientos para ovacionar y aplaudir.

El artista se retiró brevemente del escenario a las 12:10 a.m., como era de esperarse, y regresó con otro de sus singulares vestuarios, en esta ocasión un traje azul con aplicaciones plateadas. “Disculpen, es que yo soy así y así seré siempre; por eso es que ustedes me aman. Así seré hasta la muerte y ustedes me quieren y yo los amo. Por eso vine a celebrar mis treinta años de música junto a ustedes”, dijo emocionado Toño.

“Déjala”, “Si te vas”, “Es mi vida”, “Hasta que no pueda más”, “No te perdono más”, “Estúpida” y “Volver a empezar”, entre otros temas del ayer y hoy, lograron que el anfiteatro se convirtiera en una discoteca, bajo la producción del empresario Luis Medrano.