Luis Enrique con “Mordaza” su nuevo video

Featured Video Play Icon
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un antiguo convento ubicado en el Desierto de los Leones de la Ciudad de México, sirvió de telón de fondo para ambientar Mordaza, el nuevo video musical del cantautor nicaragüense Luis Enrique, que a partir de este viernes 7 de septiembre aparece en las plataformas digitales.

El tema se estrenó en junio, y desde entonces se ha convertido en un himno inspirador para la comunidad de Nicaragua en Estados Unidos, que sigue el día a día la complicada situación política que vive su país desde hace varios meses bajo el mando de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

“No puedo quedar indiferente frente a lo que está pasando en mi país y que no debería ocurrir en ningún lugar”, expresó Luis Enrique, quien salió de su tierra junto con su hermano, siendo apenas un adolescente, a finales de la década de 1970.

El video fue dirigido por Germán García. Muestra al cantante con los ojos vendados mientras una joven bailarina es torturada por una pareja de enmascarados.

En los segundos finales, la muchacha limpia sus heridas frente a un rayo de luz.

La trayectoria de El Príncipe de la Salsa incluye tres Latin Grammy, cuatro Latin Billboard y tres premios Lo Nuestro, entre otros reconocimientos. Y aunque gran parte de sus melodías van dirigidas al bailador, a través de sus letras se ha manifestado en contra de diversos problemas que afectan la sociedad de su tiempo, tales como la violencia de género (Tú no le amas, le temes) y el consumo de drogas (Date un chance).

En su libro Autobiografía, el cantante anima a los jóvenes inmigrantes a seguir luchando por sus sueños más allá de los obstáculos que se presenten en el camino.

Mordaza es una canción que denuncia las injusticias, pero con una actitud empoderante. Es un canto que insta a rescatar la solidaridad y la fortaleza que puede tener cada persona al momento de alzarse contra la injusticia y la violación de los derechos fundamentales en un país”, concluyó Luis Enrique.

Por Arturo Arias-Polo

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*